Rechazaría México implementar Cell Broadcast, tecnología para alertar de sismos en celulares

La tecnología funciona a través de redes de telecomunicaciones

México/Redacción MX Político.- Todo el que en Ciudad de México haya sentido el primero de los sismos del 19 de septiembre de 2017, apenas poco después de la una de la tarde, seguramente tiene problemas describiendo el terror que sintió. Pocas sensaciones se comparan con aquella, no solamente por la fuerza del sismo, sino porque a todos nos tomó de imprevisto.

Al tratarse de un sismo intraplaca, hubo poco tiempo de reacción para la alerta sísmica, que cuando comenzó a sonar, varios segundos tenía de haber comenzado. Cuando menos, en Ciudad de México contamos con los parlantes instalados en numerosos puntos de la ciudad, pero no puede decirse lo mismo de todas las ciudades y pueblos donde el sismo se dejo sentir.

Claro que para suplir la falta de parlantes hay aplicaciones de alerta, la más famosa, SkyAlert, que aunque en el sismo ocurrido en febrero alertó con mayor prontitud que el SASMEX, necesitan obviamente, de conexión a internet y el pago de una suscripción.

Pero no es su único problema. No pocos casos se reportaron en aquel entonces de usuarios que, pese a tener red y el dispositivo cerca, no escucharon ninguna alerta. En la mayoría de ellos la explicación es tan sencilla que es fácil pasarla por alto: muchos dispositivos activan un "modo nocturno" para evitar que suenen constantemente en la noche, lo que produce que algunas notificaciones no nos alerten.

¿Y si hubiera otra forma, más eficiente y rápida de comunicar la inminencia de un sismo? La tecnología ya existe, no es nueva, y su nombre es Cell Broadcast.

Básicamente ocupa la infraestructura de telecomunicaciones ya existente para mandar alertas directamente a los teléfonos de una área predeterminada. Lo único que se necesita para operar es un sistema GSM, a través de la cual pueden viajar hasta un total de 93 caracteres por mensaje.

Es simple como mandar un SMS, y tremendamente rápido. Dado que la estructura de los mensajes es básicamente la misma desde los estándares GSM (un mensaje equivale a 88 octetos, siendo un octeto igual a 8 Bits), puede utilizarse también bajo los estándares del 2G, 3G y LTE.

Entre sus ventajas principales está que las alertas no se ven afectadas por la congestión de redes, no dependen de conectividad a internet y al no requerir el número telefónico de los dispositivos que se encuentran en el área, preserva a los destinatarios como anónimos.

Además, los mensajes Cell Broadcast pueden ser programados para ser enviados cada cierto tiempo, lo que puede ser especialmente beneficioso para mantener informada a la población en caso de un desastre.

México cuenta con uno de los sistemas más robustos en la materia, pero el Cell Broadcast podría convertirse en una valiosa herramienta que no solo ha probado su efectividad en otros países para alertar sobre potenciales siniestros, sino también para difundir alertas AMBER.

Ahora, una petición en Change.org quiere poner de acuerdo al Sistema de Alerta Sísmica Mexicano, al Instituto Federal de Telecomunicaciones y a las principales operadoras de telefonía móvil, con miras en su implementación en México.

En suma, estamos hablando de una tecnología que no es infalible, y de pensarse en México enfrentaría algunos retos considerables, desde incentivar a los usuarios a utilizarle y no desactivarlas, hasta evitar su sobre uso.

Pese a estos matices, no cae duda que el Cell Broadcast es una tecnología con amplias ventajas; es práctica, es eficiente, su implementación en el mundo ha sido exitosa, e incluso, el tema ha pasado por la Cámara de Diputados aunque sin tomar forma de política pública en torno al sistema de alertas sobre siniestros.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto