Plantón en San Lázaro, hasta que se cumplan las peticiones del magisterio: líder de la Sección 22

Redacción  Noticias MX.- Luego de una reunión con el coordinador del grupo parlamentario de Morena, Mario Delgado, y la presidenta de la Comisión legislativa de Educación, Adela Piña, el dirigente de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Eloy López Hernández, anunció que el plantón de los maestros permanecerá indefinidamente en la Cámara de Diputados.

Y se hará así para "vigilar" que los legisladores no hagan modificaciones a los acuerdos que se han trabajado en relación con las leyes secundarias de la reforma educativa, soltó al salir del recinto de San Lázaro.

Frente a una nube de reporteros, el líder magisterial aclaró que no están del todo satisfechos con el resultado alcanzado en la reunión, sin embargo, dijo, pudieron poner sobre la mesa cuatro propuestas en las que no cederán: la desaparición del Consejo de Participación Social, la eliminación de los exámenes de evaluación, el involucramiento del sindicato en el tema de "reconocimiento y participación", y garantizar espacios para las funciones docentes de los egresados de las normales de todo el país.

López Hernández advirtió que el plantón seguirá "el tiempo que sea necesario", hasta que se cumplan las peticiones del magisterio, pero aclaró que no se impedirá el acceso de los trabajadores. 

"La exigencia de la Coordinadora es la abrogación de la mal llamada reforma educativa", recalcó.

Los maestros de la CNTE llegaron al Palacio Legislativo de San Lázaro poco antes de la siete de la mañana. El contingente, de aproximadamente 2 mil mentores, instaló casas de campaña sobre la calle Emiliano Zapata, y durante la mañana bloqueó tres accesos, pero dejó abierto uno, por donde pasó el personal administrativo.

De acuerdo con Apro, en el plantón circuló una lista de "asistencia", incluidos los profesores egresados que esperan ocupar una plaza directa en cuanto se aprueben las leyes secundarias.

En la entrevista, Eloy López explicó que las movilizaciones tienen una razón de ser: el cumplimiento de demandas justas, y recordó que durante el gobierno de Enrique peña Nieto sólo recibieron represión.

"Cuando se exigió diálogo, nos fueron a matar (en Nochixtlán), no podemos olvidar, es una exigencia pública y por eso estamos acá", puntualizó.

Remató: "Con Peña Nieto nos encarcelaron y acusaron de delincuentes, nos mandaron a penales de máxima seguridad como criminales. Y no somos criminales, somos maestros interesados en la educación".

JAM 
 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto