Nueva dirigencia priista gansteril / En opinión de Claudia Rodriguez

Redacción MXPolítico.- Dilapidar y abusar de la Presidencia de México, luego de haberla recuperado tras doce años panistas que sucedieron a los 90 de poder hegemónico de los revolucionarios institucionalizados; deja ya entre los priistas una dura secuela de desorden y desunión.  Todos ellos tienen distintas visiones y en realidad ya no hay líder al que seguir a ciegas, son muchas versiones y visiones de lo que fue, lo que es y lo que puede ser del Partido Revolucionario Institucional (PRI), castigado en las urnas por los ciudadanos que fueron esquilmados por mucho tiempo con ellos en la cúpula del poder y de las decisiones no sólo a nivel federal, sino en un tiempo, de todas las entidades de la República Mexicana.

Ante la confirmación de lo anunciado con antelación sobre los resultados de la reciente elección de la dirigencia nacional del tricolor, queda en claro, que el Revolucionario Institucional no cambia en eso de los “dados cargados”, los dineros mal gastados y ahora hasta las amenazas entre sus pares.

 Cuánta suciedad

Ivonne Ortega, quien quedó en un segundo lugar muy lejano respecto a Alejandro Moreno Cárdenas quien ahora como todo parece indicar será el sucesor de Claudia Ruiz Massieu en la dirigencia nacional priista; no perdió la oportunidad antes de la elección interna del domingo pasado 11 de agosto, para sacarle todos juntos, los trapitos al Sol del mencionado Alito.

En el segundo debate de la interna priista, Ortega acusó a Moreno de que había cargada a su favor en la interna priista y que los militantes estaban amenazados para votar por él, que había empobrecido a Campeche en su paso como gobernador de la entidad mientras construía su “casa blanca” valuada en 46 millones de pesos, e incluso que no había esclarecido el crédito que solicitó de 2 mil 631 millones de pesos cuando fue gobernador del estado.

La tercera candidata, Lorena Piñón, nunca atacó a Moreno, eran más bien un par contra Ortega a quien inventaron haber dicho país por estado –de Yucatán— y hasta querer atacarla por desconocimiento de la ley penal.

Lorena Piñón hizo el papelón al querer mostrarse conocedora de la ley penal y civil, lo cual versó en contrario, y por sus anécdotas familiares como propuestas que dejaron en claro que iba a apoyar a Moreno y a atacar a Ortega.

 

Ausencia de legalidad y limpieza

La misma producción de los debates a cámara cerrada, mostró lo que no querían revelar al exterior sobre la rispidez en contra de la única candidata que intentaba revelar el cochinero priista, a quien incluso coincidencia o no, le cerraron el micrófono al inicio de una de sus intervenciones.

Alejandro Moreno y Lorena Piñón, nunca escatimaron el ataque a la candidata que ya no quieren en el partido, misma que ya advirtió la impugnación a la elección priista del domingo anterior, con lo que dejarán al PRI peor de lo que se encuentra hoy ante los mexicanos, la ciudadanía y sus propios militantes.

Un PRI descompuesto está aniquilado como oposición, a menos que sigan creyendo que su humillante actuación interna los pueda hacer fuertes hacia el exterior.

 

Acta Divina… “No seguiremos permitiendo que nos quieran desacreditar”: Alejandro Moreno

 

Para advertir… Se desacredita él sólo con hechos, no con los dichos dirigidos hacia el priista.

 

Contacto: actapublica@gmail.com  / www.indicepolitico.com 

 

—--

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio 

 

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto