Eficiencia ambiental: No es natural/ En la opinión de Itzel de Alba

Por Itzel de Alba

Este espacio normalmente habla del cuidado del medio ambiente y de todo lo que implica ser eficientemente humano para conservar este planeta en el que vivimos. 

Pero hoy, el ánimo de promover el cuidado del medio ambiente se vio mermado ante la insensatez y deshumanización a la que han llegado unos cuantos que no les importa disolver cadáveres de estudiantes en ácido. 

Intentando hacer una reflexión, logré escribir esto hace unos días: 

“Y si no hubieran sido tres estudiantes de cine y hubiera sido tu hermano, tu primo, tu cuñado, tu novio, tu hijo, tu mejor amigo, ¿habrías reaccionado igual? 

Tres familias son las que lloran la pérdida, porque no tienen un cuerpo al que velar o enterrar. Eso que dice la biblia de en “polvo te convertirás”, no aplica esta vez, ellos fueron desaparecidos, borrados de la faz de la tierra, disueltos en ácido. 

Pudimos haber sido cualquiera de nosotros, ahora no sólo matan periodistas o desaparecen a normalistas, ahora “disuelven” jóvenes estudiantes. 

Javier, Marco y Jesus no podrán volver a la escuela, y no porque no quieran, sino porque alguien decidió que ya no debían vivir. 

Son tiempos electorales y tenemos el compromiso como sociedad de exigir sentirnos a salvo sea lo que sea que hagamos (dentro de lo legal). Tenemos que exigir no solo por un México mejor, sino más seguro. 

Hoy los políticos hablaron hasta el cansancio sobre el caso de “los estudiantes de cine”, pero ninguno hizo alguna propuesta lógica y creíble para confiar en que esto no volverá a pasar. 

Pasó en Ayotzinapa, fueron 43; hoy en Jalisco, fueron 3. Y falta enlistar a todos aquellos desaparecidos, muertos o desmembrados a manos del crimen organizado. 

¿Qué esperan autoridades para hacer valer ese poder del que tanto presumen? ¿Qué esperan para dar garantía de seguridad y justicia? ¿Qué esperan para acabar con los acuerdos históricos entre gobierno y narco? 

Hoy me siento indignada de tanto abuso a jóvenes, mujeres, niños, adultos mayores, a todos. 

Porque no solo somos 43 o 3, somos todos.”

Y es que no es natural que tres estudiantes hayan muerto por estar en el lugar incorrecto. 

No es natural, pero es lógico que todo se encierre en un círculo vicioso, donde si no tienes garantías de educación, civilidad, seguridad laboral, sueldo digno, valores y más logres cruzar la delgada línea entre el bien y el mal. 

Así no sólo deja de importar la sociedad, la construcción de ciudadanía; deja de importar la vida humana, y si no preocupa quitar una vida, entonces ¿porqué habría de importar un árbol, el agua, las energías renovables? 

Me preocupa que como sociedad no logremos indignarnos ante estos hecho, que los políticos lo vean como un botín de ocurrencias en materia de seguridad. 

Me preocupa que algunos digan: Si no tenemos la garantía de seguridad, cómo podemos defender el medio ambiente. 

Cierro con esta cita: 

“La violencia, sea cual sea la forma en que se manifieste, es un fracaso” Jean Paul Sartre.

 

 

Itzel de Alba es periodista egresada de la Universidad Carlos Septién García, con una especialidad en Política y Gestión Energética y Medioambiental por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Asimismo, es maestrante en la misma Facultad. Ha sido funcionaria en el gobierno federal y en el de la CDMX. Colaboró en el portal de Los Chavos son los Chavos, y en el periódico El Punto Crítico. Twitter: @pixdealba

Las opiniones emitidas en esta columna son responsabilidad de quien la escribe y no reflejan necesariamente la línea editorial de este medio.

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto